Casa de

Abbud

"Al fin, el encarcelamiento se mitigó. Tuvo lugar una movilización de tropas turcas y se necesitaba el cuartel para alojar a los soldados. Bahá'u'lláh y Su familia fueron trasladados a una casa, y los demás del grupo fueron alojados en una posada para caravanas en la ciudad. Bahá'u'lláh estuvo confinado siete años más en esta casa. En una pieza pequeña al lado de la que Le confinaba, ¡trece personas de la familia, de ambos sexos, tuvieron que acomodarse como pudieron! Al principio de Su estancia en esta casa sufrieron mucho por falta de espacio, alimentos inadecuados y ausencia de las más elementales comodidades. Después de algún tiempo, sin embargo, unas cuantas piezas más fueron puestas a Su disposición, de modo que les fue posible vivir con relativa comodidad. Desde que Bahá'u'lláh y Sus compañeros salieron del cuartel les fue permitido recibir visitas, y poco a poco se fueron levantando las severas restricciones impuestas por órdenes imperiales, aunque de vez en cuando eran reimpuestas por un tiempo."

J. E. Esslemont